24 de diciembre de 2013

¿Qué es el Marketing?





Se entiende por marketing a la herramienta que todo empresario debe conocer y manejar adecuadamente para que funcione adecuadamente un negocio o marca. Cualquier compañía sea del sector que sea utiliza técnicas de marketing. Muchas personas se hacen un lío o no saben explicar qué es el marketing y si se les pregunta responden con "publicitar un producto", "vender un servicio", "distribuir los productos por el mercado" o "diseñar envases más llamativos y manejables". En cierto modo, todos llevan razón, y es porque el marketing es un conjunto de todas estas cosas. 

Se podría entender el marketing como "el conjunto de actividades destinadas a lograr la satisfacción del consumidor mediante un producto o servicio" o "tener el producto o servicio adecuado en el momento oportuno, adaptado al tipo de demanda y al precio idóneo". 

Ante esto, el marketing se debe centrar en las necesidades de los consumidores y entender lo que quiere cada uno en cada momento, por ello es muy importante la comunicación entre empresario y consumidor. Hoy en día esto es posible gracias a las nuevas tecnologías e Internet, porque al tener un perfil en las redes sociales el consumidor podrá expresarse con total libertad para opinar acerca del servicio y producto recibido. Así que, si se tiene la oportunidad de opinar en las redes sociales sobre un producto o marca es mejor opinar y que mejoren los matices que fallan que no decir nada y que empeore la calidad. 

Felices Fiestas





Deseo a todos mis lectores unas muy felices fiestas y buenos momentos navideños con seres queridos, reencuentros, bailes, risas, cariño, amor, solidaridad y amistad.

18 de diciembre de 2013

Segovia, ciudad Patrimonio de la Humanidad



Segovia se enclava en la provincia de homónimo nombre, dentro de la actual Comunidad Autónoma de Comunidad de Castilla y León, a una latitud de 40°57′00″N y una de longitud 04°07′00″W. La localidad se halla al Norte de la Comunidad Autónoma de Madrid y, por lo tanto, de la capital de España. Limita con las provincias de Soria, Valladolid, Burgos, Ávila, Madrid y Guadalajara. La ciudad castellana se halla excelentemente comunicada con los puntos turísticos más importantes de España.
La ciudad de Segovia fue declarada en 1985 como Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Hasta ese momento, la ciudad era conocida por su famoso acueducto romano y por la Guerra de los Comuneros. Recibir el título de Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO significa reconocimiento internacional y turístico; es un privilegio para un país contar con joyas arquitectónicas de tal valor. España cuenta con trece ciudades declaradas Patrimonio de la Humanidad, Alcalá de Henares, Ávila, Cáceres, Córdoba, Cuenca, Ibiza, Mérida, Salamanca, San Cristóbal de la Laguna, Santiago de Compostela, Segovia, Tarragona y Toledo. En concreto, Castilla y León tiene tres ciudades patrimonio de la Humanidad, Ávila, Salamanca y Segovia.
Segovia fue declarada como Patrimonio de la Humanidad por ser una estructura medieval bien conservada con el paso del tiempo y enclavada entre dos valles, lo que hace que sea elegida lugar de descanso por el viajero; convivieron las culturas judía, musulmana y cristiana dejando restos de sus culturas por las estrechas calles; la figura del Acueducto intacto durante siglos y único de la época romana, son características básicas que encajan a la perfección para poder ser declarados como Patrimonio de la Humanidad dentro de los criterios establecidos por la UNESCO; justificando todo, que en 1985 recibiera dicho reconocimiento.
Segovia cuenta con una sólida historia y abundante patrimonio histórico-artístico y que, junto a Madrid y Toledo, constituye un destino turístico apreciado y apreciable en España. La Capital cuenta con el Acueducto Romano; el Alcázar; la catedral de Nuestra Señora de la Asunción y San Frutos; las Iglesias de San Millán, San Martín, San Esteban, San Justo, San Andrés, San Nicolás, San Sebastián, San Juan de los Caballeros, San Clemente, San Quirce, La Santísima Trinidad, Corpus Christi, San Lorenzo y Vera Cruz; los Monasterios de San Antonio el Real, El Parral y los Carmelitas Descalzos; y el Santuario de la Virgen de la Fuencisla; y en la provincia la Ermita Románica de La Magdalena (Tabladillo), Iglesia de San Miguel Arcángel (Sotosalbos), Iglesia de la Virgen de la Peña (Sepúlveda), Iglesia de Santiago (Turégano).
El turismo ha sido uno de los motores económicos de España desde los años sesenta, cuando el gobierno español estableció el Instituto de Estudios Turísticos y la Escuela Oficial de Turismo, creando además la Subsecretaría de Turismo dentro del Ministerio de Información y Turismo. En la actualidad, según la Organización Mundial del Turismo, España es el cuarto país del mundo en recepción de turismo, acercándose a los 57 millones de turistas en 2011. Como consecuencia de la crisis económica desencadenada a finales de la década de 2000, la Unión Europea considera el turismo como una de las actividades económicas que pueden recuperar la economía de España, incidiendo en que el “turismo de interior” -el que afecta a la ciudad de Segovia- es el que mayor peso debe tener desde el punto de vista estadístico y económico. Y es que el sector turístico potencia la imagen exterior de España.









Viajar por Rusia, Mongolia y China

¿Alguna vez se han preguntado cómo sería viajar en un tren por Rusia, Mongolia y China? La respuesta está en el ferrocarril Transiberiano, que es una red ferroviaria que conecta Rusia europea con el Lejano Oriente Ruso, Mongolia y China. Un recorrido de 9.288 kilómetros que atraviesa 8 husos horarios y constituye la red ferroviaria más larga del mundo.

Este recorrido es uno de los más atractivos llevados a cabo por los turistas y que consta con tres ramales primarios en la red, el Transiberiano, el Transmanchuriano y el Transmongoliano. En el año 1991, se incorporó un cuarto ramal, el BAM, con destino al norte pero con menor afluencia de pasajeros y menos conocido. 

¿Cómo nació?

          En 1855, Rusia deseaba disponer de una ciudad portuaria sobre el Océano Pacífico con el fin de controlar la zona y poder comunicarse vía marítima. Así, se fundó la ciudad de Vladivostok en 1860, que se convirtió en la ciudad portuaria más importante. Sin embargo, era necesario comunicar Rusia Oriental con las provincias rusas más europeas. De esta forma, comenzó en 1891 la construcción del ferrocarril, por iniciativa del Ministro de Finanzas Conde Sergei Yulyevich Witte (1849–1915).
           La construcción del Transiberiano se inicio en ambos extremos, avanzando la una hacia la otra mientras que las extensiones de la vía férrea se hicieron hacia el centro. La mano de obra era constituida por detenidos de la Isla Sajalín, soldados rusos, y trabajadores de China, Persia y Turquía. El trazado era de diseño muy pobre, de bajo costo y propenso al colapso. El mayor obstáculo fue el Lago Baikal (640 km de longitud y 1600 m de profundidad), para poder cruzarlo se debía usar una barca rompehielos que trasladaba la locomotora y los vagones, mientras que los pasajeros junto con sus equipajes eran trasladados en trineo de un extremo del lago hacia el otro. En Septiembre de 1891, en el tramo final del lago Baikal el tren descarriló 10 veces durante las pruebas. Todo ello, fue difícil porque debía atravesar tres de los ríos más grandes de la tierra, zona boscosa y un lago.
          Costó 13 años de trabajo y 250 millones de dólares hasta que el 21 de julio de 1904 fue inaugurada la ruta principal conocida como “Rossía”. El objetivo era triple: asegurar la unidad de las tierras rusas, acelerar su desarrollo industrial y facilitar la defensa de las lejanas fronteras en Extremo Oriente y en Asia Central. 

¿Cuáles son sus rutas?

                  Transiberiano, es la principal de las rutas y la más usada por los viajeros, tiene su origen en Moscú y durante 9.288 kilómetros recorre lugares tan conocidos y bellos como el río Volga, los Montes Urales o el lago Baikal, hasta llegar a Vladivostok (localizada en el mar del Japón). Tiene una duración de unos 7-8 días de viaje, recorre 87 ciudades pasando por más de 800 estaciones y con unas 45 paradas. Mueve cerca de un millón de pasajeros al día y alcanza la velocidad máxima de 110 km/h.
             Transmongoliano, esta ruta recorre 7.621 kilómetros durante 5 días. El primer tramo es el mismo que realiza el Transiberiano, pero en la ciudad de Ulán Ude toma un trayecto diferente hasta llegar a Pekín. Durante su camino podremos observar varios asentamientos mongoles y chinos, la frontera entre Rusia y Mongolia, y la capital de este último país, Ulán Bator.
             Transmanchuriano tiene el primer tramo común con la vía Transiberiana, pero se desliga de ella en Társkaya, situado a unos 1000 kms al este del Lago Baikal, y finaliza su viaje en Pekín. A diferencia del Transmongoliano, esta alternativa no cruza por Mongolia, sino la ciudad conocida como Manchuria para llegar a la capital de China. En este caso, durante los 6 días que dura el trayecto y los casi 9.000 kilómetros recorridos, se apreciarán varios asentamientos rusos y chinos de imponente belleza. Este tren era necesario para trasladar soldados y provisiones hacia Manchuria, donde la guerra ruso-japonesa se hallaba en su máximo apogeo.
          Baikal-Amur popularmente conocida como BAM. Fue construida la última y es seguramente la ruta más bonitas de las cuatro, ya que, con sus 4.000 kilómetros, une el lago Baikal y el río Amur, atravesando más de una veintena de túneles y 4.200 puentes. Comparte el trayecto con el Transiberiano hasta Tayshet, y su destino final es la ciudad rusa Sovetskaya Gavan.

¿Cuáles son sus características?

        Cada ruta es cubierta por trenes, servicios y precios muy diferentes. Se pueden combinar y recorrer distintas partes parando en los diferentes destinos. Los trenes rápidos, de calidad inferior, son los más abundantes en la ruta y en general son trenes más viejos y con servicio de asistencia de pasajeros de menor calidad. Existen dos tipos de trenes, el Transiberian Express y el Golden Eagle.

·       El Transiberian Express, tiene unas condiciones de confort aceptables, muy prácticas y funcionales. Es perfecto para todos los que priorizan la aventura e involucrarse en la vida local en detrimento de cualquier tipo de comodidad. Los vagones no disponen de baños ni duchas privados en las cabinas. Los de segunda clase cuentan con compartimientos de 4 literas y los de primera con 2; que se transforman en sofás durante el día. Dispone de un vagón-restaurante, donde la carta del menú tiene 18 hojas de recomendaciones. En el viaje se encuentran guías locales en las principales ciudades que se visitan y un guía-correo acompañante a lo largo de todo el recorrido en tren si se viaja mediante Agencia de Viajes. A bordo de los trenes se venden artículos de comida o snacks. Las azafatas o auxiliares, reciben el nombre de Provodnitsa (2 por vagón) y se ocupan de que “su ley” se cumpla en sus dominios. En cada vagón hay una máquina de agua caliente para prepararse un té o unos noodles (tallarines) precocinados muy típicos en esas tierras.
·          El Golden Eagle es un tren en el que predomina el lujo y el largo trayecto que recorre la ruta se realiza de una manera totalmente opuesta cuidando hasta el más mínimo detalle. El 26 de abril 2007 su Alteza Real el Príncipe de Kent lo inauguró ofreciendo así, un lujo sin precedentes, para un viaje de lo más grande dentro del mundo ferroviario. El tren se compone de once vagones con cabinas tipo Silver, Gold, y las recién inauguradas en el 2012, las Imperial Suites.

Datos Curiosos

·    El tendido de las vías se había realizado a un promedio de 740 km/año y con el precio de muchas vidas.
·     Fue la línea férrea más cara, difícil y larga construida a mano.
·    Durante el viaje se atraviesan varios husos horarios, 5 de ellos en el interior de Rusia. Pero a bordo del tren, a lo largo de todo el itinerario ruso hasta la frontera ruso-mongol, la hora oficial es la hora de Moscú.
·   Los ciudadanos de la Unión Europea necesitan un visado para cada uno de los tres países recorridos.
·   Cada uno de los tres países tiene su propia moneda: el Rublo en Rusia, el Tugrik en Mongolia y el Yuan en China.
·    En el coche-restaurante y a lo largo de casi todo el recorrido se paga en rublos rusos. Es bueno llevar billetes de poco valor, ya que no siempre se dispone de cambio a bordo.
·    Este monolito, situado en Vladivostok (fin del trayecto de esta línea férrea), indica el kilómetro 9288 de su recorrido. 









14 de diciembre de 2013

Carta de Bienvenida





Bienvenidos/as a todos/as,


El Blog Turismo, Sociedad y Marketing ha sido diseñado para crear y ofrecer contenidos a todo el/ la que esté interesado/a en materias de turismo, sociedad y/o marketing. En él se podrán leer noticias, visualizar videos, opinar, ver fotos y aspectos sobre estas ramas.

No importa el nivel de conocimiento que tenga el lector, porque va dirigido a todo aquel que tenga ilusión por conocer cosas nuevas y ganas de trasladarse a otros lugares usando la imaginación.  

Espero vuestros comentarios y opiniones.

Un saludo,

Leticia.